Invitación al lector

Para escribir es necesario abrir tu mente, tu imaginación, tu espacio. Rompe las reglas del juego, entre más imagines y juegues con las palabras más interesante se vuelve tu laberinto. No tengas miedo, navega en tu propio universo y enséñanos tus aventuras para que nos motives. Ahora, ¿qué esperas?, entra a la gloria de la poesía; será maravilloso.

Nallely Lizeth Hernández Pérez (CETIS 78)

11 de junio de 2012

Libertad


Proyecto presentado en el CBTis 209 de González por Esmeralda Velázquez Orozco, Katia Michelle Coronado Gómez y Diana Patricia Espinoza Juárez.

Poema: Katia Michell Coronado Gómez

Sentir frío al correr con el viento
No es más que el miedo atrapando mi alma en su prisión.
Sentir al calor del sol,
Como soledad que me absorbe hacia el abismo sin penumbra.
Sentir que la lluvia me quema,
Fuego ardiente, mis anhelos y sueños.
Las espinas atravesando mis alas al suelo; el tormento del silencio y la cobardía.
Sufro hambre y sed de vida, las lágrimas no bastan, no liberan, sólo aprisionan.

Tengo miedo, dejo de ver la luz y quedo yo.
Intento abrir mis alas, pero las espinas se aferran  a ellas, destruyéndome sin piedad.
Dolor, miedo, angustia, inseguridad, cobardía, déjenme ser ¡¡¡libre!!!
No quiero callar, quiero gritar, quiero volar, quiero ser yo, sin opresión a mi LIBERTAD.

Es horrible ver al mundo en esta miserable prisión.
Si emprendo mi vuelo moriré, porque  no sé siquiera  volar, sólo han sido sueños.
Dicen que de sueños no se vive, pero sí de eso depende mi libertad, que más da creer; lo he perdido todo, ¿un poco de fe podría cambiar mi vida?

El amanecer opaca mi miedo, el cielo me llama a gritos, ¡¡¡llegó la hora!!!
Extender mis alas, el dolor es insoportable, las heridas arden como fuego.
Pero es más el hambre de sentir el viento sin dolor, que el correr no resulta tener dificultad.
Siento las flechas atravesar mi pecho, pero fue tarde, no lograron nada,
                                                                       caí al vacio. 
Por fin sentí la LIBERTAD, la tuve entre mis alas, es inexplicable.
Es como detener el tiempo toda una vida y despertar sin tener que abrir los ojos.
Morí, morí libre, no busque la muerte, nunca fue así, la búsqueda de la libertad me llevó a donde debía estar, libre del dolor, de la prisión, de mí, del miedo a vivir.

RECUERDA: Libre es ser tú sin opresión, sin falsos criterios y sin falta de alma. Emprende tu vuelo, no temas nunca sabrás lo que encontrarás en el horizonte por venir.


2 comentarios:

  1. Anónimo2/7/12 22:26

    wow mi poema en el blog wow :3 gracias me encanto como quedo espero les haya gustado mi trabajo dele escrito :D Soy katia Michell Coronado Gomez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Katia, por compartir tus versos. Esperamos que sigas colaborando :)

      Eliminar